Cómo mantener seguro tu negocio

En una época en la que la ciberseguridad ha cobrado una importancia extrema, no podemos olvidar la seguridad física y cómo mantener seguro tu negocio de los ataques más tradicionales, los robos, tanto en el período en el que tu negocio esté abierto al público, como en el que esté cerrado.

La vulnerabilidad tecnológica es una preocupación para los negocios muy importante, pero los robos tradicionales siguen siendo igual de peligrosos. En España, los negocios pierden más de 2.500 millones de euros al año entre pérdidas y robos, además, la mayoría de estos incidentes ocurren en verano, según el estudio Retail Security in Europe.

Los negocios españoles más afectados por los robos son los que se dedican al sector de la electrónica, lo que más pierden son accesorios para móviles, cables y auriculares; seguidos de los supermercados, que tienen pérdidas generales de todos sus productos. Existen otros factores que influyen la probabilidad para mantener seguro tu negocio: los establecimientos cercanos a estaciones de tren o de metro serán más vulnerables a los ataques, al igual que los establecimientos más grandes y los que más horas estén abiertos al público.

Según el estudio Retail Security in Europe, España está entre los países con más pérdidas por robos de Europa, muy lejos de los datos de países como Francia.

Para evitar estos incidentes, y mantener seguro tu negocio, estos son los mejores consejos que puedes seguir en la actualidad.

  • Señaliza con rótulos la existencia de medidas de seguridad en tu negocio.
  • Un sistema de alarma sonora conectado a la red telefónica.
  • Un sistema de videovigilancia, con cámaras visibles como medida disuasoria, con grabación de imágenes.
  • Si el negocio es grande, vigilantes o una persona de confianza que se haga responsable del sistema de seguridad.
  • Un sistema de control de apertura de tu establecimiento, para controlar todas las entradas y salidas de tu negocio.
  • En el caso de la existencia de espacios comunes, es muy recomendable mantenerlos seguros también.
  • Cerrar con llave las vitrinas y expositores, y reforzar el escaparate.
  • Mantener una buena iluminación de tu negocio, sobre todo si trabajas en horas poco habituales.

Alarmas y cámaras de videovigilancia, la mejor opción

Un sistema de videovigilancia es imprescindible para los negocios pequeños y medianos, para controlar todo lo que pasa en sus instalaciones. Las cámaras también pueden actuar como medida disuasoria para los robos, por lo que es recomendable que muchas estén visibles y señalizadas.

Estas cámaras de vigilancia tienen que ir acompañadas de un sistema de alarmas conectado previamente a la red, para, en caso de robo o ataque, avisar rápidamente a las autoridades. Los pequeños y medianos locales pueden optar por instalar sistemas con máquinas de niebla, que generan una situación de visibilidad nula, que provocan que el atacante no pueda ver nada y le obliga a salir y rendirse.

Si quieres mantener seguro tu negocio, o proteger tu nuevo establecimiento, y tienes cualquier duda, los profesionales que trabajan en Grupo FTP podemos ayudarte con todo lo que necesites.