¿Cómo reconocer un Deepfake?

Es fácil preguntarse si las noticias que leemos en Internet y redes sociales son reales o no. Cuando leemos una información, entra dentro de la lógica buscar otra fuente para confirmar su veracidad, pero, ¿qué pasa cuando esa fuente incluye un vídeo Deepfake en el que no seamos capaces de distinguir si lo que vemos es falso o cierto?

La tecnología Deepfake permite ya realizar videomontajes hiperrealistas donde se falsean la cara y la voz de una persona en archivos de vídeo y audio usando Inteligencia Artificial. Uno de los más conocidos en España ha sido la parodia del “El equipo E”, en el que se usaban las caras de los principales líderes políticos del país para hacerlos pasar por los protagonistas de la conocida serie televisiva de los años 80 “El equipo A”. Los Deepfakes no dejan de ser fake news muy mejoradas. Antes de Internet era más difícil difundir esas noticias falsas y su alcance era mucho más limitado, pero con la popularización las redes sociales se ha multiplicado el fenómeno y no tiene visos de solucionarse.

Aunque en el citado ejemplo del Equipo E se trataba de un uso “divertido” de esta tecnología, los expertos apuntan que seguirá creciendo de manera rápida y se convertirá en uno de los mayores retos de ciberseguridad para los próximos años: la firma de ciberseguridad Deeptrace, publicó un informe a finales del 2019 en el que se señalaba que el fenómeno Deepfake estaba creciendo de manera exponencial y a mediados de 2019, ya se habían detectado 14.678 casos, el doble que en todo 2018.

Para hacer un vídeo con esta tecnología basta con unas cuántas imágenes, para que la Inteligencia Artificial haga el resto. Ya se conocen numerosos casos de Deepfakes relacionados con la pornografía o con intentos de desacreditar a políticos, entre otros.

Con esta técnica hemos visto y escuchado decir al expresidente de Estados Unidos Barack Obama que su sucesor, Donald Trump, es un completo idiota“. Pero no es cierto, se trata de un Deepfake creado por el guionista Jordan Peele para alertar sobre el peligro de esta tecnología.

¿Qué se puede hacer contra las Deepfakes?

Empresas como Google o Facebook se han puesto ya manos a la obra creando métodos de detección de este tipo de vídeos. Además, Google ofrece una base de datos de vídeos reales y manipulados para que sean usados en la creación de algoritmos que ayuden en la detección de vídeos falsos. Facebook también está investigando en herramientas que detecten y eliminen vídeos falsos de su plataforma. A medio y largo plazo, serán los medios de información y las grandes empresas relacionadas con la tecnología las que deberán responsabilizarse de esta lucha y no participar conscientemente en campañas de desinformación y manipulación de masas.

Facebook ya ha anunciado que prohibirá estos vídeos de cara a las elecciones estadounidenses de este año, aunque sí estarán admitidas las parodias. En China está prohibidos desde primeros de año.

 ¿En qué te debes de fijar para cazar un Deepfake?

1.El parpadeo de los ojos

La mayoría de las personas parpadeamos una vez cada 2-8 segundos. Y cada parpadeo dura entre 1 y 4 décimas de segundo. Fíjate en el número de veces que parpadea el sujeto del vídeo: el algoritmo de los DeepFake no puede parpadear a la misma velocidad que un humano.

2.Cara y cuello

La mayoría de los DeepFake son principalmente sustituciones faciales.

3.Duración del clip

Los  DeepFakes que se comparten tienen suelen ser de poca duración.

4.Fuente de la grabación

Conocer la fuente original de la grabación también ayuda. Te da el contexto de la publicación.

5.Sincronización de labios mal implementada.