Instagram se lo pone complicado al ciberacoso

Instagram está decidida a acabar con el bullying en la red social y, por ello, ha presentado dos nuevas funciones para la sección de comentarios basadas en Inteligencia Artificial. Una de ellas es un botón de “Confirmación de envío de comentario” y otra, la opción “Restringir”, que funciona limitando la visión de dicho comentario, de tal forma que sólo lo pueda ver aquel que lo publica.

Según Adam Mosseri, director de Instagram, estas nuevas herramientas se basan en entender el comportamiento del acosador y cómo responden a dicho acoso sus víctimas. Para Mosseri la Inteligencia Artificial es esencial en el desarrollo e implementación de ambas herramientas ya que “los jóvenes ya que son menos propensos a informar del bullying que se hace a través de la red incluso cuando son ellos los que más lo experimentan”. Gracias a la IA encuentran la ayuda necesaria para detectar y denunciar tales comportamientos.

Piénsalo dos veces

La “Confirmación de envío de comentario” lleva sobrevolando la aplicación desde la pasada conferencia anual para desarrolladores de Facebook en abril. Esta herramienta no impide que dejes un comentario negativo, pero lanza un aviso para “repensar” lo que estás a punto de publicar. De esta forma si un usuario va a escribir a otro, por ejemplo, “eres estúpido y das asco”, la aplicación mostrará una ventana emergente con el mensaje “¿Estás seguro que quieres publicar esto?”. Mosseri asegura que en la fase de prueba registraron un cambio:  el mensaje “animó a algunas personas a deshacer su comentario y compartir algo menos dañino una vez han tenido la oportunidad de reflexionar“.

Como ya hemos adelantado, esta herramienta funciona con inteligencia por medio de unas palabras claves que Instagram ha señalado como ofensivas. También recoge todo tipo de comentarios que la aplicación haya bloqueado con anterioridad.

Nadie te va a leer

La segunda opción, la de “Restringir” todavía no se ha lanzado, pero pronto entrará en fase de pruebas. Gracias a ella cualquier usuario podrá evitar que los comentarios dañinos de otro usuario aparezcan en su publicación y sin que éste último tenga constancia de ello.

Mosseri afirma que esta nueva posibilidad nace después de ver cómo muchos usuarios jóvenes son reticentes a bloquear, dejar de seguir o informar sobre un abuso por miedo a intensificar la situación, especialmente si interactúan con ese usuario en la vida real. De esta forma, si se restringe a una persona, nadie, salvo ésta, podrá ver los comentarios en la publicación. Esta acción se podrá revertir en cualquier momento, aprobando sus comentarios. Además, esta herramienta impide que la persona restringida vea cuando el usuario está activo en Instagram y cuando ha leído sus mensajes directos.

Instagram pretende seguir avanzado en este asunto y ya está trabajando en otras ideas como la ocultación de los seguidores y un “modo de ausencia” que permitiría a las personas tomar un descanso de su cuenta.