La salud de la economía y la sociedad digital en España

El Índice de Economía y Sociedad Digital (DESI) es un índice compuesto que resume cinco indicadores del rendimiento digital de Europa y que permite un seguimiento de la evolución de los Estados miembros de la Unión Europea en la competitividad digital. Estos cinco indicadores son conectividad, capital humano, uso de internet, integración de la tecnología digital y servicios públicos digitales.

Este año España se mantiene en el puesto 11 de 28. Es el 5º país con mayor crecimiento en los últimos cinco años. Si por algo destacamos es por el gran despliegue de banda ancha ultrarrápida. También salen bien parados los servicios públicos disponibles online y el grado de preparación para el 5G, que duplica a la media europea. Pero, ¿en qué no somo tan buenos?

Suspendemos en formación ciudadana y en precios de banda ancha. Por delante tenemos países como Finlandia, Italia, Alemania, Francia, Austria, Letonia y Dinamarca.

Aun así, gozamos de una buena posición es resultado, según la Comisión, gracias a fuertes inversiones y políticas públicas robustas y coordinadas, que han permitido impulsar una Administración pública digital muy desarrollada en relativamente poco tiempo. Nuestra puntuación global ha aumentado debido a un mejor rendimiento en las dimensiones de Servicios Públicos Digitales y Conectividad.

Banda Ancha Ultrarrápida

Atendiendo de manera más concreta a las bondades de nuestra economía digital, hay que destacar la amplia cobertura de la red de banda ancha ultrarrápida en España, que alcanza el 87 % del territorio, frente al 60 % europeo. Esto nos sitúa en el séptimo puesto del ránking de despliegue de fibra pese a su gran tamaño y complicada orografía.

La pega la encontramos cuando comparamos entre la cobertura urbana y rural. El informe DESI considera que hay diferencias significativas en la conectividad entre las poblaciones grandes y las zonas rurales y que España debe mejorar en la dimensión de capacitación digital, mensaje alineado con las recomendaciones presentadas por la Comisión Europea el 5 de junio.

En precios el acceso a las comunicaciones fijas de banda ancha en España aún es el séptimo más caro de los 28 estados miembros. Los precios de banda ancha en móviles sí son más bajos que la media europea (20 frente a 22,3 euros).

Administración electrónica

Según la Comisión Europea, el acceso digital a los servicios públicos es otra de las fortalezas de España, con un cuarto puesto en el ránking de esa variable (subimos 4,7 puntos respecto al informe anterior, de 2018) y un segundo lugar en el de países con más datos abiertos. “Casi todos los servicios están ya disponibles para que los ciudadanos utilicen un entorno de Administración pública plenamente digitalizado”. De esta manera se destaca que el 76 % de los internautas españoles accede a la Administración electrónica (frente a la media europea del 64 %).

En materia de Sanidad online España recibe nuevos indicadores, como el intercambio de datos entre profesionales y la receta electrónica, y obtiene también una puntuación por encima de la media europea.

A pesar de que la mayoría de los servicios públicos se encuentran disponibles de forma digital, existe todavía margen de mejora para varios indicadores, en especial, sobre el uso de Administración electrónica o los formularios precumplimentados. Estos dos aspectos redundan en ahorros y reducción de cargas administrativas.

Finalmente, llama la atención que sólo el 62% de los internautas españoles realiza habitualmente compras a través de Internet, lo que nos sitúa en el puesto 17 de la clasificación a nivel europeo.

Preparación para el 5G

También nos da buena nota el 5G. Su grado de preparación ronda el 30 %, frente al 14 % de media europea, debido a que ya hay subastada una de las tres principales bandas de espectro en las que se va a basar la tecnología 5G: la de 3,4-3,8 gigahercios. Faltan la de 26 gigahercios y la de 700 megahercios, la más interesante. Si quieres saber más sobre esta tecnología no te pierdas otros artículos que hemos realizado sobre el 5G.

Vodafone lanzará el 15 de junio los primeros servicios comerciales de 5G en España. Un despliegue inicial que abarcará 15 ciudades españolas, prometiendo una velocidad que superará hasta diez veces la del 4G.

Puntos a mejorar

Aunque tenemos puntos fuertes importantes, también hay que destacar los que no lo son tanto. El informe DESI destaca el retraso de España en materia de capital humano: sólo el 55 % de la población tiene competencias digitales básicas y el 58 % conocimientos esenciales de software. Las medias europeas son 57 y 60 %, respectivamente.

Además, existe un 13 % de personas entre 16 y 72 años que nunca se ha conectado a internet. En Europa la media es del 11 % europeo. y sólo el 38 % hace videollamadas, mientras que de media en Europa la mitad de la población habla por ese sistema.

España también está por debajo de la media europea en acceso a la banca electrónica (57% frente al 64 %), videollamadas (38% frente el 50%), compras online (62% frente al 69 %) y las ventas (13 frente al 23 %). En los puntos que si superamos la media es en el acceso a la red para consultar noticias, escuchar música, jugar, ver vídeos a la carta y formarse.

Un dato sorprendente es que, a pesar de que el porcentaje de titulados TIC en España está por encima de la media, sólo el 2,9 % de la población activa española trabaja como especialista en tecnologías de la información y de la comunicación. En el caso de las mujeres el porcentaje cae hasta el 1 %.

Finlandia, el país a imitar

Un país destaca entre los 28: Finlandia. Es al que debemos imitar. Domina en el apartado del 5G y figura en el primer puesto del ranking general del Índice de la Economía y la Sociedad Digitales. De hecho, Finlandia ha adelantado tanto a Dinamarca como a Suecia, que ocupaban, respectivamente, la primera y la segunda posición en el último DESI, de 2018.

Finlandia es desde hace tiempo uno de los países estrella con marcas como Nokia, que, aunque ha perdido fuelle en la fabricación de smartphones sí ha conseguido colocarse como uno de los líderes del despliegue de redes de la nueva generación para los smartphones.