Informe Huawei: todo lo que le va a pasar a tu móvil

Como ya sabrás Google ha suspendido todas las alianzas con Huawei que requieran la transferencia de productos de hardware y software. Sólo quedarán fuera aquellos que se rijan por licencias de código abierto. Sigue leyendo si quieres saber cómo afectará esta medida a los móviles Huawei y al desarrollo del 5G en España.

Los motivos para que el gobierno de Trump haya comenzado esta ofensiva contra la compañía china llegan tras los informes que aseguran que la empresa instalaba chips espía en servidores utilizados por empresas como Amazon o Apple. De nada ha valido que Huawei haya defendido su inocencia. La guerra ya está en marcha. A esto hay que sumarle lo que, para nosotros, vemos como el principal motivo para esta decisión: el liderazgo en la implantación de las futuras redes 5G, donde Huawei destaca en todo el mundo.

En la estela de la decisión tomada por Google, encontramos a varios de los fabricantes estadounidenses más importantes de procesadores que ya han anunciado que dejarán de vender sus productos a Huawei. Además, la Wi-Fi Alliance ha decidido excluir temporalmente a Huawei. Igual que la SD Association, que ha determinado que la empresa china ya no podrá añadir soporte oficial, ni certificaciones avaladas por la SD Association en sus nuevos dispositivos.

De momento, Huawei tiene hasta el 19 de agosto para operar con normalidad y tomar una decisión que marque su futuro comercial.

¿Qué pasa ahora con mi móvil Huawei?

Todos aquellos móviles de la marca china que estén en circulación podrán seguir funcionando con normalidad. Por tanto, si ya eres un usuario de un Huawei no deberías alarmarte. Podrás actualizar las aplicaciones y aplicar las correcciones de seguridad, así como actualizar los servicios de Google Play. El problema llegará cuando Google lance la próxima versión de Android, que es muy posible que no esté disponible para estos dispositivos.

¿Es un buen momento para comprarse un teléfono de esta marca?

Nosotros te aconsejamos que, si puedes esperes a ver qué pasa en los próximos meses. En principio, las próximas versiones de los terminales Huawei no contarán con un sistema operativo Android capaz de manejar las aplicaciones y los servicios más populares de Google, como por ejemplo YouTube o Maps. Tampoco tendrán disponibles las nuevas apps que se incorporen en la tienda Google Play Store, ni al correo electrónico Gmail.

Por tanto, el futuro para los nuevos móviles es algo incierto ahora mismo. El soporte se mantendrá para los móviles existentes.

¿Qué alternativas tengo si aún así quiero comprarme un Huawei?

La empresa china no se ha amilanado. Llevo mucho tiempo siendo un compañero importante para Google en el desarrollo de su sistema operativo y ya ha anunciado que está buscando alternativas. Sólo en esta semana ya se han escuchado dos nombres de lo que podría ser su nuevo OS: HongMeng OS y Ark OS.

Aunque ninguno está confirmado, lo que cada vez está más claro es que será un sistema intuitivo habilitado para teléfonos, computadoras, tabletas, automóviles y otros dispositivos portátiles compatibles con todas las aplicaciones de Android. Estaría basado en el sistema operativo Linux y en lugar de utilizar una arquitectura diferente, se apostaría por un “enfoque mutuo” que garantice su compatibilidad con la mayoría de los patrones de diseño actuales de Android.

Repercusiones para ambas marcas

Ambas firmas van a sufrir. Por un lado, el veto de Google va a dificultar, al menos temporalmente, con las ambiciones de Huawei de convertirse en el mayor vendedor de smartphones del mundo. Sin embargo, Google podría perder mucho más: Huawei tiene alrededor de 500 millones de usuarios de Android alrededor del mundo. Su marcha podría derivar en una pérdida de 375 a 425 millones de dólares anuales para Google.

¿Cómo afecta a España todo este asunto?

Huawei se ha consolidado como el segundo vendedor de smartphones en España. Desde mayo de 2015 se sitúa en la segunda posición de este ranking, solo por detrás de Samsung: uno de cada tres móviles que se venden en España es de Huawei. Las medidas implantadas por EEUU podrían afectar directamente a las futuras actualizaciones de todos estos usuarios.

Pero hay algo más importante en todo este lío. España está íntimamente ligada a Huawei en el desarrollo del 5G y podría perder información de vital importancia para la seguridad del Estado. Además, los negocios de algunas empresas como Telefónica podrían resentirse. Por otro lado, está el compromiso de España dentro de la OTAN: el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, ha afirmado que “si un país adopta y pone sus sistemas de información críticos con esta tecnología, EEUU no estará en condiciones de compartir información con ellos”. Como hemos adelantado, España tiene a Huawei como principal proveedor de infraestructura 5G, pero necesita al servicio de inteligencia que ofrece la OTAN para la seguridad del Estado.

Estamos en medio de una gran guerra comercial de futuro incierto. EEUU hace mal en subestimar a un país como China. Poco a poco iremos viendo en qué acaba todo esto y cuáles son sus verdaderas repercusiones a medio plazo porque, más allá de qué móvil te puedes comprar, está el desarrollo del 5G, que será vital para el desarrollo de todos los países a partir de 2020.