Gente de éxito e inteligencia emocional

9 pensamientos que la gente de éxito no se permite

En FTP nos hemos decidido a transcribir una publicación en inglés que ha obtenido un gran éxito en su difusión original en inglés y nos ha parecido muy interesante poder compartirla con todo el mundo. Si lo prefieres aquí puedes leer la entrada original . Y al pie de la entrada la nota sobre el autor, Travis Bradberry.

Al parecer el truco está en que la gestión de las emociones trata tanto las emociones que gestionan lo que no vamos ha hacer como lo que si.

TalenSmart, tras testar más de un millón de personas encontró que las que tienen niveles de rendimiento superior son mayoritariamente personas que tienen un alto índice de inteligencia emocional (el 90% exactamente). Las personas emocionalmente inteligentes saben mantener la calma y el control evitando conscientemente comportamientos tentadores y fáciles de caer en ellos si uno no tiene cuidado.

La lista que nos presenta el post contiene 9 factores claves que podemos trabajar con el fin de aumentar nuestra inteligencia emocional y rendimiento.

1. NO PERMITEN QUE NADIE FASTIDIE SU ENTUSIASMO

Cuando nuestra felicidad depende de compararnos con los demás entonces dejamos de ser los dueños de nuestra propia capacidad de ser felices. Cuando una persona emocionalmente inteligente se siente bien respecto a un logro personal esta no permite que opiniones o logros ajenos enturbien su propia felicidad.

Aunque no es posible evitar opiniones ajenas, no tenemos por que compararnos con los demás. No importa que estén pensando o haciendo otros, si tu autoestima viene desde dentro. Además, independientemente de lo que digan lo cierto es que nunca serás ni tan bueno ni tan malo como puedan decir.

2. NO OLVIDAN

Las personas emocionalmente inteligentes perdonan rápido pero no olvidan. El perdón es necesario para dejar de lado el conflicto y poder continuar hacia adelante. Esto no significa que den fácilmente segundas oportunidades. Las personas emocionalmente inteligentes no están dispuestas a vivir empantanadas innecesariamente por errores de otros, saben soltar rápidamente y protegerse asertivamente de daños futuros.

3. NO MUEREN EN LA LUCHA

Las personas con inteligencia emocional conocen la importancia de vivir para luchar otro día. Durante el conflicto la emoción descontrolada nos puede jugar una mala pasada pudiendo resultar gravemente dañados. Al leer posteriormente nuestras emociones podemos elegir responder a nuestras batallas sabiamente, defendiendo así nuestra posición en el momento adecuado.

4. NO PRIORIZAN LA PERFECCIÓN

Las personas emocionalmente inteligentes no enfocan la perfección como su objetivo porque saben que no existe. Los seres humanos fallamos por naturaleza. Cuando tu objetivo es la perfección siempre queda una persistente sensación de fracaso y acabas gastando tu tiempo en lo que no has conseguido lograr y lo que deberías haber hecho de otra manera en lugar de disfrutar lo que has podido lograr.

5. NO VIVEN EN EL PASADO

El fracaso puede erosionar la confianza en uno mismo y dificultar la creencia de lograr un mejor resultado en el futuro. La mayoría de veces los resultados que tratamos de obtener no son fáciles. Las personas emocialmente inteligentes saben que el éxito radica en su capacidad para levantarse de los fracasos, y no pueden hacer esto viviendo en el pasado. Cualquier cosa que valga la pena requerirá ciertos riesgos y no se puede permitir que el fracaso pasado nos impida creer en nuestra propia capacidad para tener éxito. Al vivir en el pasado esto es lo que sucede, el pasado se convierte en presente evitándonos movernos hacia adelante.

6. NO HABITAN EN PROBLEMAS

El centro de nuestra atención determina nuestro estado emocional. Al enfocarnos en los problemas que enfrentamos estamos creando y prologando las emociones negativas y el estrés, lo que dificulta el rendimiento. Sin embargo cuando nos enfocamos en acciones para mejorarnos a nosotros y a nuestras circunstancias, estamos creando un sentido de eficacia personal que produce emociones positivas mejorando el rendimiento. Las personas emocionalmente inteligentes no se detienen en problemas porque saben que son más eficaces cuando se enfocan en soluciones.

7. NO SE RODEAN DE GENTE NEGATIVA

La gente quejica es conflictiva ya que se envuelven en sus problemas fracasando así en la toma de soluciones. Necesitan de la compasión y del apoyo de los demás para sentirse mejor consigo mismos. A menudo podemos sentirnos presionados a escuchar sus quejas para no ser tomados por insensibles o groseros pero hay una línea muy fina entre prestar un oído comprensivo y ser absorbido por su espiral emocional negativa. Hay que establecer límites y distancias cuando sea necesario. Una forma es preguntarles sobre cómo pueden solucionar el problema, de ésta manera redirigirán la conversación en una dirección productiva.

8. NO GUARDAN RENCOR

Las emociones negativas que deriban de un resentimeinto son en realidad una respuesta de estrés. Sólo de pensar en la circunstancia enviamos a nuestro cuerpo una señal de lucha o huída. Cuando la amenaza es inminente esta reacción es esencial para nuestra supervivencia, pero cuando es una historia pasada estamos sosteniendo un estrés que puede causar estragos y consecuencias devastadoras para nuestra salud a largo plazo. Investigaciones demuestran que el estrés retenido contribuye a la hipertensión arterial y enfermedades del corazón. Aferrarse a un resentimiento significa que se está reteniendo el estrés, cosa que las personas emocionalmente inteligentes conocen y evitan a toda costa. Aprender a dejar ir a un resentimiento no sólo le hará sentirse mejor en el momento, sino que también mejorará su salud.

9. NO DICEN SI A MENOS QUE REALMENTE QUIERAN

Las investigaciones realizadas en la Universidad de California en San Francisco demuestran que contra más complicado se nos hace decir no, más probable es que experimentes estrés, agotamiento, e incluso depresión. Decir no es un desafío para una gran mayoría de gente. “NO” es una herramienta poderosa que no debemos tener miedo de manejar. Cuando es el momento de decir “no” las personas emocionalmente inteligentes evitan frases como “No creo que pueda” o “No estoy seguro“. Decir que no a un nuevo compromiso honra a tus compromisos existentes y te da la oportunidad de cumplir con éxito.

 

SOBRE EL AUTOR: Travis Bradberry, Ph.D.

El Dr. Travis Bradberry es el galardonado co-autor del libro más vendido # 1, Inteligencia Emocional 2.0, y el cofundador de TalentSmart, el proveedor líder mundial de las pruebas de inteligencia emocional, la formación de la inteligencia emocional, y la certificación de la inteligencia emocional, atendiendo a más de 75% de las compañías Fortune 500. Sus libros más vendidos han sido traducidos a 25 idiomas y están disponibles en más de 150 países. El Dr. Bradberry ha escrito para, o ha sido cubierto por, Newsweek, Business Week, Fortune, Forbes, Fast Company, Inc., EE.UU. Hoy en día, The Wall Street Journal, The Washington Post y The Harvard Business Review.